Browsing

Declaración de apoyo a los defensores de los derechos de la mujer en Irán de destacadas mujeres y organizaciones por los derechos humanos

Thursday 4 December 2008


Viernes 7 November 2008

Traducción de Lorenzo Higueras Martínez

Cambio por la Igualdad: destacadas mujeres y organizaciones de derechos humanos han emitido una declaración de objeciones al reciente aumento de las presiones sobre los activistas por los derechos de las mujeres que participan en la Campaña por Un Millón de Firmas. La carta emitida por: Human Rights First, International Women’s Rights Action Watch Asia Pacific; Centro de Derechos de la Mujer Egipcio, Federación Internacional para los Derechos Humanos (FIDH); Equality Now; Centro por el Liderazgo Global; Asociación para el Derechos al Desarrollo de las Mujeres, Human Rights Watch; El Foro Asia-Pacífico sobre la Mujer y el Desarrollo (APWLD); Campaña Internacional para los Derechos Humanos en Irán; Front Line - La Fundación Internacional para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, Fundación para la Mujer, Derecho y Desarrollo Rural (FORWARD), Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), y las Mujeres que Viven Bajo Leyes Musulmanas - Red de Solidaridad Internacional aparece a continuación. Leer el original.

Nosotros, las organizaciones internacionales de mujeres y de los derechos humanos abajo firmantes, presentamos esta carta para expresar nuestra profunda preocupación por el creciente acoso de las mujeres defensoras de los derechos humanos en Irán. En los últimos tres años, el régimen iraní ha ejecutado una campaña sistemática de represión contra las activistas por los derechos de las mujeres. Desde su violenta disolución de la manifestación pacífica por los derechos de la mujer del 12 de junio de 2006, las autoridades de Irán han detenido, encarcelado, interrogado, enjuiciado y perseguido a decenas de defensores de los derechos humanos de las mujeres iraníes, activa en numerosos frentes para promover los derechos humanos y la igualdad de género en Irán.

Entre estos damnificados se encuentran los miembros de la Campaña por Un Millón de Firmas, un movimiento popular iniciado hace más de dos años para promover la igualdad de género en las leyes iraníes. La Campaña tiene como objetivo aumentar la concienciación en las leyes iraníes que sancionan la discriminación contra la mujer por la recogida de un millón de firmas en apoyo de su derogación.
Los órganos encargados de hacer cumplir la ley han respondido con la persecución de al menos 45 miembros de la Campaña. Miembros de la Campaña que han sido condenados por sus escritos, por reunirse en sus hogares (lo que se ven obligados a hacer dado que los espacios públicos no están a su disposición) o por la recogida de firmas. El gobierno continúa deteniendo, intimidando y prohibiendo viajar a las activistas por los derechos de las mujeres.

Entre los recientes acontecimientos se cuentan:

• La sentencia a miembros de la Campaña Peyghambarzadeh Zeinab;

• El arresto el 15 de octubre de 2008 y la detención en la actualidad de la estudiante y miembro de la Campaña Esha Momeni;

• La prohibición de viajar a la miembro de la Campaña Sussan Tahmasebi, y

• El registro de la casa de la miembro de la Campaña Parastoo Alahyaari y la incautación de su ordenador portátil y otros materiales relacionados con la Campaña.

El 2 de noviembre de 2008, un tribunal de apelaciones condenó a Zeinab Peyghambarzadeh a un año de prisión. La sentencia, suspendida por un período de 3 años, exigirá a Peyghambarzadeh que informe a la Secretaría de Inteligencia cada 4 meses durante este tiempo. Esta sentencia es resultado de su arresto el 4 de marzo de 2007 durante una protesta pacífica en apoyo de las activistas por los derechos de mujeres enjuiciadas, durante el cual otros 32 activistas por los derechos de las mujeres también fueron detenidos. Peyghambarzadeh es también el primer miembro de la campaña que ha sido detenido mientras recogía firmas.

El 15 de octubre de 2008, dos individuos que se identificaron como policías de tráfico obligaron a detenerse a Esha Momeni con el pretexto de cambiar ilegalmente de vehículo y la detuvieron. Momeni, con la doble nacionalidad americana e iraní, es una estudiante graduada en la Universidad Estatal de California, Northridge, que llevaba a cabo una investigación para su tesis de su Master sobre los movimientos de mujeres iraníes. Se encuentra detenida en la Sección 209 de la prisión de Evin. Funcionarios de seguridad registraron también la casa de Momeni y confiscaron su ordenador y sus vídeos de entrevistas con los miembros de la Campaña por Un Millón de Firmas que formaban parte de su proyecto de tesis.

El 26 de octubre de 2008, funcionarios de seguridad en el aeropuerto de Imam Khomeini confiscaron el pasaporte de Sussan Tahmasebi y le impidieron viajar. El mismo día, la casa de Tahmasebi fue registrada por cinco agentes que se apoderaron del ordenador portátil de Tahmasebi, libros y otros materiales. Esta es la cuarta vez que a Tahmasebi se le ha impedido viajar, y a pesar de las reiteradas preguntas aún no se le ha dado una razón a esta prohibición de viajar. Tres días más tarde, Tahmasebi fue interrogada durante cinco horas en las oficinas de seguridad del Tribunal Revolucionario.

El 18 de octubre de 2008, dos agentes de la Policía de la estación de Gisha registraron el domicilio de Parastoo Alahyaari mientras ella estaba en el trabajo. Los agentes se llevaron su ordenador portátil, CDs, libros, álbumes de fotos y otros materiales de la Campaña, dejando una citación a la madre de Alahyaari. Más tarde, los agentes de seguridad escoltaron a Alahyaari al Tribunal Revolucionario, donde fue interrogada por un juez de instrucción asignado a su caso. El día anterior Alahyaari y otros miembros de la Campaña se habían reunido en el Parque Laleh en Teherán, pero tuvieron que dispersarse cuando los agentes de policía les ordenaron hacerlo.

Nos oponemos firmemente a que continúe este acoso a los activistas por los derechos de las mujeres, que están siendo perseguidos por su actividad no-violenta actividad de promoción de los derechos de la mujer.

Instamos al Gobierno Iraní a respetar el derecho de estos activistas a la libertad de asociación y de reunión. Estos derechos están consagrados y protegidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Irán es un Estado que forma parte del Pacto y está por lo tanto legalmente obligado a aplicarla. Tomamos nota, en particular, que las acciones de las autoridades iraníes directamente contrarias a varias disposiciones de la Declaración sobre los Defensores de Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998, en particular: Artículo 1 (que reconoce el derecho de toda persona individual y en asociación con otros a promover y procurar la protección y la realización de los derechos humanos); el Artículo 5 (que reconoce el derecho de los defensores de reunirse y manifestarse pacíficamente, a unirse y formar organizaciones no gubernamentales, asociaciones o grupos, y comunicarse con organizacions no-gubernamentales o intergubernamentales), y el Artículo 9 ( que garantiza a los defensores un acceso sin obstáculos a la comunicación y con los organismos internacionales en materia de derechos humanos). El 24 de octubre de 2008, Irán proclamó públicamente su apoyo a la protección de los defensores de los derechos humanos al participar activamente en el diálogo interactivo en la Asamblea General de Naciones Unidas con el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los Defensores de Derechos Humanos. Sin embargo, en este décimo aniversario de la Declaración de la ONU sobre los Defensores de Derechos Humanos, las acciones del gobierno iraní violan la letra y el espíritu de la declaración. Debe permitirse a las organizaciones de la sociedad civil asociarse libremente y viajar y participar en conferencias internacionales, si el Gobierno Iraní está por la labor de cumplir su compromiso con los instrumentos internacionales de derechos humanos de los que forma parte. En consecuencia, hacemos un llamado a al gobierno iraní a que:

• revoque la condena a Zeinab Peyghambarzadeh;

• libere a Esha Momeni y le devuelva sus propiedades;

• devuelva a Sussan Tahmasebi’s su pasaporte y los demás bienes confiscados y anule la prohibición que la ha impedido viajar en varias ocasiones, y

• devuelva a Parastoo Alahyaari sus propiedades y se abstenga de formular cargos en su contra

• finalice el hostigamiento y la persecución de los miembros de todos los activistas por los derechos de las mujeres y defensores de los derechos humanos en Irán, incluidos los miembros de la Campaña por Un Millón de Firmas

Gracias por su atención a estas cuestiones urgentes.

Matthew Easton

Director - Programa de Defensores de Derechos Humanos Human Rights First

Sunila Abeysekera

Director Ejecutivo del International Women’s Rights Action Watch Asia Pacific

Nehad Abul Komsan

Director Ejecutivo del Egyptian Center for Women’s Rights

Souheyr Belhassen

Presidente de la International Federation for Human Rights (FIDH)

Taina Bien-Aimé

Director Ejecutivo de Equality Now

Charlotte Bunch

Director Ejecutivo del Center for Global Women’s Leadership

Cindy Clark

Director de Asuntos InternosActing Interim de la Association for Women’s Rights in Development

Farida Deif

División de Derechos de las Mujeres del Human Rights Watch

Lynnsay Francis

Coordinador Reginal del The Asia Pacific Forum on Women and Development (APWLD)

Hadi Ghaemi

Coordinador de la International Campaign for Human Rights in Iran

Mary Lawlor

Director de Front Line – The International Foundation for the Protection of Human Rights Defenders

Virada Somswasdi

Presidente de la Foundation for Women, Law and Rural Development (FORWARD)

Eric Sottas

Secretario General de la World Organization Against Torture (OMCT)

Women Living Under Muslim Laws – International Solidarity Network

 

Follow site activity RSS 2.0 |صفحه اول | Site Map | Private area | SPIP