Browsing

Sobre "Un Millón de Firmas en demanda de cambios en las leyes discriminatorias”

Monday 28 April 2008


Las activistas iraníes por los derechos de las mujeres han iniciado una amplia campaña demandando el fin de las leyes discriminatorias contra las mujeres en la legislación iraní. La campaña “Un millón de firmas en demanda de cambios en las leyes discriminatorias”, que trata de conseguir un millón de firmas en demanda de cambios en las leyes discriminatorias contra las mujeres, es un nuevo esfuerzo de continuación tras las protestas pacíficas que con el mismo objetivo tuvieron lugar el 12 de junio de 2006 en la plaza Haft-e Tir de Teherán. Los preparativos de las actividades en apoyo a esta campaña se iniciaron en junio de 2006 y la campaña se inició oficialmente el 27 de agosto, durante un seminario denominado “El impacto de las leyes en las vidas de las mujeres”.

La consecución del millón de firmas en apoyo a los cambios en las leyes es sólo uno de los diversos objetivos de la campaña. La campaña se marca como sus metas además conseguir lo siguiente:

1. Promover la colaboración y la cooperación para el cambio social. Esta campaña intenta servir como catalizador en la promoción de la colaboración entre un amplio espectro de los activistas sociales para crear y abogar por un cambio social positivo.

2. Identificar las necesidades y prioridades de las mujeres. Esta campaña de colaboración intenta desarrollar conexiones y lazos entre una amplia base de grupos de mujeres de diferentes entornos. Gracias al contacto directo entre defensores de la igualdad de derechos y otros grupos de mujeres y ciudadanos se permitirá a quienes se involucren en la campaña identificar la situación de las mujeres, en especial sus necesidades y problemas legales. Por otra parte, este contacto directo incrementará el conocimiento entre la población en general sobre las desigualdades que provocan estas leyes.

3. Amplificar las voces de las mujeres. Mediante esta campaña los organizadores esperan lograr conectar con grupos cuyas demandan están siendo desatendidas. La campaña, partiendo de las necesidades ya identificadas por las propias mujeres, intenta amplificar las voces de las mujeres cuyas necesidades a menudo no están en la agenda de los políticos de la nación.

4. Incrementar el conocimiento, promoviendo acciones democráticas. Esta campaña está resuelta a incrementar y desarrollar el conocimiento a través del diálogo, la colaboración y la acción democrática. La campaña asume firmemente la idea de que el cambio real y consistente sólo podrá conseguirse si es comunitario y precisa por tanto dirigirse y reflejar los deseos y demandas de toda la sociedad. Los cambios en el estatus de las mujeres en la sociedad deben basarse en el principio de que los problemas legales que afrontan los hombres y mujeres no son una cuestión privada, sino más bien síntomas de problemas más amplios que sufren sobre todo las mujeres. En otras palabras, esta campaña está resulta a llevar adelante una reforma desde la base y crear cambios desde las raíces y las iniciativas de la sociedad civil, y pretende reforzar a la acción pública y potenciar a las mujeres.

5. Pagar nuestras deudas: Los precursores de esta campaña reconocemos que el cambio social y la eliminación de la injusticia no se logrará fácilmente. Será sólo mediante un compromiso de colaboración y el duro trabajo como seremos capaces de edificar la solidaridad necesaria para el cambio real. Es seguro que esta solidaridad y colaboración para dar fuerza a los objetivos de la campaña tendrán un impacto positivo en el futuro de nuestro país. Las experiencias de los movimientos democráticos de mujeres en todo el mundo, y particularmente en países de la región, han demostrado que la solidaridad y el compromiso ante los retos de la acción colectiva son componentes vitales para la eliminación efectiva de la discriminación. La lucha por la igualdad de derechos en Irán será también un largo, difícil y arduo proceso. El camino real a la consecución de la igualdad no encontrará apoyos en las estructuras de poder existentes o se logrará con el simple diálogo con los hombres y mujeres en posiciones de poder. Al contrario, conseguir los objetivos de la campaña deberá basarse sobre todo en una estrategia que trate de elevar la concienciación entre cada hombre y ciudadano sobre su identidad y su estatus en la sociedad.

6. El poder de los números: La consecución satisfactoria de esta campaña probará de una vez por todas que la demanda de cambios en las leyes discriminatorias no se limita a los pocos centenares de mujeres que tuvieron que llevar a cabo estos esfuerzos en el pasado. De hecho, la consecución satisfactoria de esta campaña demostrará que el apoyo a los cambios en la legislación están ampliamente basados en una extensa mayoría de hombres y mujeres, que están sufriendo las desigualdades provocadas por las leyes iraníes. La campaña se esforzará por demostrar lo que son las mujeres, y en ello empleará firmemente variedad de medios y escenarios para hacer oír sus objeciones a las leyes, como son la realización de libros, artículos, la producción de películas y otros medios de expresión artística y a través del activismo social. Las mujeres con escasos y limitados recursos han demostrado su objeción mediante canales más difíciles, como el recurso en las cortes, el abandono del hogar, o medios más destructivos como el suicidio o la auto-inmolación. En un esfuerzo por demostrar la extensa insatisfacción con el status quo, la campaña tratará de resaltar las numerosas estrategias empleadas por las mujeres para afrontar la discriminación en la ley.

7. Poder en pluralidad. La consecución satisfactoria de esta campaña deberá también resaltar el hecho de que la demanda de cambios en las leyes no son sólo la voz de un grupo específico de mujeres. En un esfuerzo para silenciar las voces de las mujeres pidiendo el cambio, sus críticos tratan de hacer ver que las demandas por cambios en la legislación son expresados sólo por un grupo particular de mujeres, que están lejos del alcance de las realidades de la mujer iraní ordinaria. Estas críticas claman con fuerza que sólo las mujeres pertenecientes a la elite, social y económicamente aventajadas, buscan cambios en las leyes, en oposición directa a las necesidades y sensibilidades reales de las masas de mujeres iraníes. Estas críticas son también erróneas, pues la discriminación y las leyes injustas impactan negativamente en las vidas de todas las mujeres, tengan estas estudios o no, vivan en barrios de alta clase o comunidades pobres, sean solteras o casadas, vivan en áreas rurales o en ciudades, y así en todos los casos. La campaña deberá trabajar para solucionar muchos de estos temas.
Agenda: Esta campaña está en marcha. La primera fase de la campaña se centra en recabar un millón de firmas pidiendo cambios en las leyes discriminatorias. Es un objetivo razonable esperar que la primera fase de la campaña se lleve a cabo en alrededor de uno o dos años, después de lo cual la campaña pasará al conjunto siguiente de tareas, afrontando la proposición de nuevas leyes.

Las demandas de la campaña no están en contradicción con los principios islámicos. La demanda para reformar y cambiar las leyes discriminatorias no están en contradicción con los principios islámicos, y están en la línea de los compromisos internacionales iraníes. Irán es firmante de la Convención de Derechos Políticos y Civiles de la ONU, entre otros, compromisos que requieren la eliminación de toda forma de discriminación. Basándose en estos compromisos, el Gobierno de Irán debe tomar acciones específicas para reformar las leyes que promueven discriminaciones.

Por otra parte, estas demandas no están en contradicción con los fundamentos del Islam. De hecho, los cambios que se solicitan en esta campaña han sido punto de desacuerdo y debate entre los juristas islámicos y escolares durante algún tiempo. El Ayatollah Sanei’i y el Ayatollah Bojnourdi, por mencionar algunos, han solicitado durante años una revisión y reforma de leyes que discriminan a las mujeres, y han explicitado que estas reformas tampoco son contradictorias con las creencias básicas del Islam. Un millón de firmas apoyando cambios en las leyes discriminatorias demostrarán ampliamente a quienes toman las decisiones y al público que un numeroso segmento de la población iraní apoya revisar las leyes discriminatorias contra las mujeres y que estas demandas no se limitan a un sector reducido de la sociedad. La campaña también demostrará a los legisladores que las mujeres iraníes actúan con seriedad en sus demandas para cambiar las leyes actuales.
Ejecución de la Campaña: Está campaña se basa ante todo en la educación puerta a puerta y el contacto para lograr sus objetivos. Se llevará a cabo mediante las siguientes estrategias:

1. Recabando firmas puerta por puerta mediante el contacto y el diálogo individual con cada mujer:

2. Recabando firmas en ubicaciones y actos donde las mujeres se encuentren, y allá donde pueda llevarse a cabo el diálogo y la discusión entre grupos de mujeres. Locales públicos, como parques, universidades, centros de producción, fábricas, centros de salud, emplazamientos religiosos, centros de deporte, estaciones de transporte público (metro, buses, etc), donde grupos de mujeres sean accesibles y puedan ser identificados por los miembros de la campaña con el propósito de iniciar el diálogo sobre la ley y recabar firmas en apoyo a los cambios en las leyes discriminatorias.

3. Organizando seminarios y conferencias con la intención de dar a conocer el objeto de la campaña, promoviendo el diálogo, identificando apoyos y recabando firmas:

4. Recabando firmas a través de Internet. Internet debe usarse para compartir información sobre la Campaña, incluyendo instrumentos para la educación en las leyes, y todo aquel interesado en apoyar este esfuerzo podrá firmar la petición detallada en la campaña,
Educación para voluntarios: Con objeto de llevar a cabo la campaña satisfactoriamente se debe reclutar a un gran número de voluntarios. Los voluntarios recibirán educación legal así como información sobre la campaña. Se han generado diversos comités para la campaña, incluido el “Comité de educación” que está al cargo de llevar a cabo talleres de trabajo educativos para todos los voluntarios. Todos aquellos interesados en cooperar en la campaña y recabar firmas deben disponer de adiestramiento en materias legales y leyes, y en los objetivos y estrategias de la campaña, técnicas de educación cara a cara y puerta a puerta, educación pública y técnicas de captación, etc. Todos los voluntarios interesados en involucrarse en la educación cara a cara deberán participar en los talleres.

Debe hacerse notar que los voluntaries no deben necesariamente ser expertos en asuntos legales relacionados con las mujeres. Estos talleres puestos en marcha por el “Comité de educación” deberán proveer unas directrices de respeto a los derechos legales de las mujeres para quienes no los conozcan.

Alcance de las actividades: Las actividades de la campaña no deberán limitarse a Teherán, y los activistas por los derechos de las mujeres en las provincias están firmemente llamados a participar en esta campaña. Grupos e individuos ubicados en las provincias pueden participar en talleres de trabajo en Teherán y empezar actividades de campaña en sus provincias. Grupos numerosos de mujeres y de grupos por los derechos de las mujeres interesados en recibir entrenamiento y/o participar en la campaña pueden solicitar talleres especiales para ser asistidas en sus respectivas provincias. Adicionalmente, los iraníes ubicados fuera de Irán pueden también recabar firmas en apoyo a las demandas de la campaña por correo o correo electrónico.

Edad mínima de los firmantes: Las mujeres y hombres firmantes en apoyo de la demanda de la campaña deben tener al menos 18 años de edad. Las firmas deben recabarse de forma que se preste atención a este requisito, que será también publicado en la web.

Apoyo a la campaña: La participación en la campaña es un acto netamente voluntario. Se solicita a los voluntarios si desean apoyar la campaña mediante una aportación de 5,000 tomans (aproximadamente 6 Euros). Estos fondos serán el recurso principal para afrontar las actividades de la campaña. Con el objetivo de lograr el cambio, las mujeres a menudo deberán ceñirse a sus propios recursos limitados, financieros o de otra índole, como tiempo o energía. Las mujeres han sabido siempre ceñirse a sus propias capacidades y en sus creencias para promover el cambio. El éxito de esta campaña, además, beneficiará a las mujeres por su inmenso compromiso.

Contacto: Todos aquellos interesados en apoyar o formar parte de estas tareas siéntanse libres de contactar a través de los siguientes medios:

• Dirección de internet: www.change4equality.com

• Correo electrónico: forequality@gmail.com

• Dirección postal: Iran – Tehran - P.O. Box: 14335-851

Traducido por: Lorenzo Higueras Martínez

English

 

Follow site activity RSS 2.0 |صفحه اول | Site Map | Private area | SPIP